Si vuestra cosecha ha sido abundante, deberá conservarla durante algunos meses para poder consumirlo en perfectas condiciones. Un lugar oscuro, seco y fresco es el ideal para almacenar tu cosecha. Los contenedores ideales son de dos tipos: envases de vacío o cajas de cedro que tengan indicador de humedad. No confundas los botes herméticos con los botes de vacío. Los primeros tienen aire dentro, por lo que múltiples procesos, como la proliferación de moho, se pueden desarrollar. Los segundos, no tienen aire, por lo que la conservación del producto es muy larga (años).

Conservación

Artículos 1-24 de 195

Page
per page
Ordenar descendentemente

Artículos 1-24 de 195

Page
per page
Ordenar descendentemente